Parados y furiosos en dos ruedas

desguacesdemotos.info foto 1

No es una parodia de la serie de películas de cine “Rápidos y Furiosos”, en la que también sacaron la versión de acción sobre dos ruedas, en esta ocasión nos referimos a los tantos dueños de motos que, por alguna avería, tienen dicho vehículo detenido. Y no es para menos sentir frustración al ver aparcado un medio de transporte tan versátil.

Las motocicletas son muy cómodas de conducir, proporcionan varias ventajas en comparación a los vehículos convencionales (cuatro ruedas), pues por su reducido tamaño es posible atravesar cualquier pasadizo por muy angosto que sea, además consumen menos combustible, son fáciles de estacionar y la reparación es más sencilla y económica.

Con respecto a lo último mencionado anteriormente, lo relativo a la reparación, si bien el desembolso de dinero es menor a lo que pudiera costar resolver un problema de mecánica de un coche, no deja de significar una inversión considerable, porque hoy día el precio de los repuestos está por las nubes, para todo tipo de vehículos. A decir verdad, la inflación afecta los diferentes sectores de la economía, por ende, hay que procurar el máximo ahorro posible.

Cómo economizar en la reparación de una moto

No es nuevo que existe un mercado de piezas de segunda mano, seguramente este tipo de comercialización se remonta a tiempos lejanos, sin embargo, lo que sí es contemporáneo es la regularización de ese tipo de establecimientos. Ya no se trata de transacciones informales y hasta ilegales, sino que deben someterse a una seria de regulaciones y por ello ahora se les Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV).

Estos centros en cuestión no están destinados exclusivamente a vehículos convencionales, están los dedicados a camiones, autocares, hasta barcos y aviones, y, por supuesto, a motos, que es el tema que nos concierne. Los diversos medios de transportes pueden ser desmantelados debidamente para extraer aquellas piezas aptas para ser reutilizadas, tal y como se obtienen y después de alguna reparación. Lo cierto es que deben funcionar correctamente para proceder a su comercialización.

Esto representa una gran posibilidad para aquellos que no nadan en dinero, y que deben racionar inteligentemente sus ingresos y ahorros, gracias a que tales recambios cuestan mucho menos que sus homólogos en condiciones nuevas. No obstante, para cerciorase de hacer una compra legal y con las respectivas garantías, lo mejor es entrar en un directorio como desguacesdemotos.info y hacer la transacción con cualquiera de los desguaces allí asociados,  a través de dicha web.