Juegos de hoy en dia

appstore

Donde quedaron las tardes en las que nos salíamos a jugar a la calle, no necesitamos un móvil para quedar todos sabíamos la hora y el que no llegaba era porque lo habían castigado. Todos recordamos el escondite, la comba, la goma, churro media manga mangotero, el matao y así un montón de juegos a los que jugábamos todos y nadie se quedaba mirando. La verdad que menuda morriña me acaba de entrar solo de pensarlo, y es que los niños de hoy en día no son así de los juegos que he nombrado si acaso uno o dos y los que lo sepan es porque sus padres le han hablado de ello. Hoy en día no prima el salir a jugar, hoy en día lo que está de moda y lo que un niño prefiere antes que un balón es un videojuego, y por mucho que lo neguemos y digamos ¡si mi hijo solo juega un rato y no todos los días! Nos estamos engañando solas ya que por desgracia los videojuegos son como la cafeína que enganchan y nuestros hijos por desgracia hoy en día están muy enganchados.

Sin dudarlo los regalos estrellas si hablamos de cumpleaños, comuniones o en la carta de los reyes magos son las videoconsolas, las tecnologías cada vez más avanzadas hacen que los niños y los no tan niños sientan una pasión indestructible, y que por desgracia ante un libro su demanda cada día va en aumento. Los teléfonos móviles no se quedan atrás, que levante la mano el que su hijo en estos momentos no sea el dueño de su teléfono en el que no tengamos bajada la aplicación https://Appstore.Sc seguramente si en estos momento revisáramos los teléfonos de las personas de un montón de hogares españoles encontraríamos reflejada en las descargas esta aplicación. Y es que claro podemos encontrar un montón de juegos para todas las edades, juegos que sin movernos del sofá podemos pasar un rato divertido, y es que suelen ser juegos muy curiosos ya que dispone de gatos a los que debemos alimentar, cuidar y hasta con ellos jugar por lo que la motivación de los niños por tener una mascota propia hay veces que va en aumento. En cualquier caso yo no digo que esté mal pero que si todo lo hacemos en su justa medida mucho mejor para nosotros y sobre todo para nuestros hijos.